Productos complementarios al seguro, un soporte vital en tiempos de Covid-19

* La pandemia ha dejado dudas, pero también certezas, y una de ellas es que, aun con seguro de GMM, hay costos aledaños que merman el bolsillo. Hoy existen protecciones para alivianar la carga económica extra

Los números son fríos, pero el golpe a la economía familiar asociado a los gastos derivados del Covid-19 ha sido brutal. Para quienes no están inscritos en el sistema de seguridad social del país (IMSS, ISSSTE, Insabi), e incluso para los que sí cuentan con esa protección, el gasto ejercido tanto por el paciente como por sus familiares ha mermado el bolsillo de los hogares.

Un dato: la inflación médica tan sólo en el ámbito privado aumentó de 11.08% en 2019 a 15.25% en 2021, según estimaciones de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

El costo promedio en atención hospitalaria, de acuerdo con el “Reporte de casos Covid 19 en población asegurada”, de la AMIS, es de 473 mil 299 9pesos , pero 74% de esos casos (un universo reportado de 33 mil 24 casos asegurados) supera el costo promedio. Eso, hablando de la población asegurada, pero hay que tomar en cuenta que sólo el 1.39% de los más de 2 millones 371 mil casos confirmados de Covid-19 –al corte de mayo de 2021– tiene un seguro. Únicamente 11.3 millones de personas cuentan con la protección económica de un seguro de gastos médicos, de acuerdo con el citado reporte.

En el caso de los Asegurados, el costo promedio de pacientes hospitalizados en Unidades de Terapia Intensiva –de lo que cubren las pólizas, con algunas exclusiones– va de 1.2 millones a 3.6 millones de pesos.

En contraste, el gasto promedio a cargo del paciente que está en aislamiento domiciliario –representa el 86% de los casos– va de los 3 mil a los 10 mil pesos.

Es decir, además de la evidente merma en salud del paciente, y del desgaste físico, psicológico y emocional que sufren tanto ellos como sus familares, hay que añadir los gastos colaterales, que aun en el caso de personas aseguradas, brotan de manera generalmente imprevista.

El enfermo y sus familiares se ven de pronto en la necesidad de disponer de recursos para pagar depósitos hospitalarios, deducibles, coaseguro, diferencia de honorarios médicos –por especialistas que no están en la red o que no aceptan el tabulador– y, por supuesto, los gastos no cubiertos por los seguros, que pueden ser desde la compra de insumos como gel y cubrebocas, hasta las numerosas pruebas PCR que se realizan, sin dejar de mencionar los traslados de la casa al hospital, gasolina, estacionamiento, comida y demás necesidades inherentes a un padecimiento tan agresivo y súbito como el Covid-19.

Certezas, luego de un año de pandemia

La experiencia a más de un año de declarada la pandemia por la enfermedad que provoca el virus SARS CoV-2 es que el Covid-19 ha puesto a prueba a la humanidad, a los sistemas de salud públicos y privados, y en particular a las aseguradoras, los brokers y los asegurados.

Ha quedado demostrado que, como en otras enfermedades, pero de manera específica en esta ocasionada por el coronavirus, los gastos se multiplican, en buena medida por el factor de desconocimiento que se tenía y se sigue teniendo del comportamiento de esta afección. Una de las certezas, de acuerdo con la doctora Esther Peñaloza, subdirectora del área de Siniestros, Beneficios, Gastos Médicos y Vida de Lockton México, es que los pacientes Covid tienen estancias muy prolongadas, de al menos un mes, donde al no contar con un médico en convenio con la aseguradora podrían estar pagando diferencias de honorarios de entre 60 mil y 100 mil pesos o más, dependiendo del periodo de estancia.

Otro tema es el de los depósitos hospitalarios que algunas instituciones solicitan al ingreso del paciente. Peñaloza señala que, en el caso de los hospitales del tercer nivel de atención en Salud, se solicitan montos de 150 mil pesos y pueden llegar hasta el millón de pesos, dependiendo de si se tiene o no seguro y, sobre todo, en función de la gravedad del paciente. Ana Gavilanes, directora de Siniestros en Lockton, el corredor de seguros privado más importante a escala mundial y con décadas de presencia en México, subraya que es comprensible que los médicos especialistas hayan elevado sus honorarios, toda vez que están expuestos a un mayor riesgo y están haciendo valer su competencia para atender este padecimiento, aún en etapa de descubrimiento. De ahí que –apunta Gavilanes– sí sería necesario tener un tabulador específico para Covid 19, el cual hasta ahora no se ha establecido.

Un colchón para amortiguar el golpe al bolsillo

Pero mientras tanto, ¿qué hacer ante esta realidad?, ¿qué alternativas existen para no ahogarse entre tantos gastos colaterales? Las empresas tienen dos opciones: La primera es incrementar su tabulador, lo cual le aumentaría la siniestralidad, y eso sube todavía más el costo de renovación, que ya de por sí estaba arriba de 20 por ciento. Y la segunda, más viable, es proporcionarle al asegurado un producto que le permita tener dinero para pagar estos gastos asociados, incluyendo las diferencias de honorarios.

Lo explica alguien con más de 20 años de experiencia en las diferentes áreas de seguros empresariales, Maryela Aguilar, productora en Lockton México. Consciente de que los tabuladores han sido siempre un dolor de cabeza, tanto de aseguradoras como de asegurados y de brokers, Aguilar, responsable actualmente de generar soluciones estratégicas en las empresas en beneficios para empleados y wellness financiero, no duda en sugerir un producto como el RespaldaT360 Hospitalización y +, que ofrece Lockton.

Este producto es un conjunto de apoyos complementarios que permitirán al asegurado sortear con menor dificultad los gastos colaterales, gracias a los rubros que cubre en tres opciones de indemnización, en función de las distintas necesidades y posibilidades con que cuente el contratante.

Estas son, por ejemplo:

• La disposición de dinero en efectivo por hospitalización (Hospital Cash). En caso de internamiento hospitalario, el cliente podrá disponer, a las 48 horas, de una suma que va de los 10 mil a los 30 mil pesos, según la opción elegida.

• La renta diaria por hospitalización, que en la primera opción cubre hasta 36 mil pesos (mil 200 diarios hasta por 30 días) y en la tercera opción la suma es de 108 mil pesos (3 mil 600 diarios hasta 30 días).

• Sin ser un seguro de vida, sí ampara los gastos aledaños que siempre surgen tras un lamentable deceso, con montos de indemnización por fallecimiento que van de los 25 mil a los 75 mil pesos, dependiendo de la opción que se escoja.

• Antes de la pandemia, a la telemedicina no se le daba la importancia que hoy tiene, apunta Javier Ruiz, director técnico de Beneficios en Lockton México. A raíz de la emergencia por Covid-19, la mayor parte de las aseguradoras, aunque ya tenían ese servicio, ofertaron con más énfasis ese valor agregado dentro de las renovaciones, ya que las consultas a distancia se volvieron una herramienta muy útil y está incluida en esta protección complementaria que pone a disposición Lockton.

• Si el paciente requiere forzosamente la revisión física en persona, RespaldaT360 Hospitalización y + incluye también la visita médica a domicilio.

Otros beneficios incorporados a este producto son: • Pago de medicamentos • Ambulancia terrestre • Plataforma wellness. Aquí es de resaltar la disponibilidad de un coach online, que brindará asesoría para llevar a cabo actividad física, directrices de nutrición y de alimentación, tan necesarios en el proceso de rehabilitación de la enfermedad. • Sanitización y Red de descuentos médicos. En caso de asegurados con diagnóstico de Covid, la sanitización del hogar es gratis (hasta 300 metros cuadrados). • Y un plus muy importante es la Asistencia psicológica. Los efectos mentales tras contraer el virus y padecer las secuelas están aún siendo estudiados, pero ha quedado claro que la ayuda de un psicólogo se ha vuelto fundamental en muchos casos. Esta protección complementaria brinda consultas psicológicas por videoconferencia en cumplimiento con pilar 3 de la NOM 035: a) sesiones de 60 minutos, b) seguimiento de expedientes, c) reportes de casos al empleador. • Nutriólogo online • Pedagogo online

Modalidad individual o familiar

Este respaldo brinda una protección ante los desembolsos imprevistos y gastos circundantes cuando fue imposible escapar del coronavirus, y puede amparar sólo al cliente o ampliar la cobertura a su familia.

En ambos casos hay siempre tres opciones de cobertura. En la modalidad individual aplican cinco rangos de edad con un costo considerablemente bajo si se toma en cuenta el alivio que proporcionará esta protección en caso de padecimientos por Covid-19 y los gastos que ya quedó demostrado surgirán de manera paralela a la atención médica propiamente dicha. En el último rango de edad para la modalidad individual, de los 76 a los 80 años, los montos van de los 2 mil 500 a los 6 mil 995 pesos. En tanto, en la modalidad familiar sólo se manejan dos rangos de edad, de los 18 a los 39 años y de los 40 a los 60 años.

Vacunas, ¿incluidas o no?

Hasta la fecha, la campaña de vacunación contra el Covid-19 ha corrido a cargo única y exclusivamente del gobierno federal, por lo que sólo se aplican en el sector público. Además, tomando en cuenta que la aplicación de vacunas es una actividad de prevención, se trata de una exclusión de póliza en las aseguradoras.

No obstante, como parte del apoyo que han generado algunas compañías de seguros, en el caso de que un asegurado presente alguna complicación que ponga en riesgo su vida o la función de un órgano, se cubrirá hasta un tope de suma asegurada de acuerdo a la Condición general, misma que regularmente es hasta 500 mil pesos.

Aquí vale la pena destacar la actitud de apertura que ha tenido buena parte de las compañías de seguro, ya que aun teniendo la exclusión, mostraron la apertura de cubrir Covid-19 sin cambiar la condición general. Además, todas las aseguradoras se han hecho más accesibles y se evalúan los casos con mayor amplitud en criterios médicos.

Pandemia para rato, más vale un seguro y un complemento

De acuerdo con diversos especialistas, entre ellos William Checkley, infectólogo de la Universidad Johns Hopkins, el SARS-CoV-2 llegó para quedarse un buen tiempo “y ser un problema endémico similar a lo que vemos con la influenza”, dijo en una entrevista para CNN.

Si bien al corte del 17 de mayo de 2021 en México, de acuerdo con las autoridades, se cumplieron 17 semanas de reducción continua en todos los indicadores de la epidemia, el riesgo no está extinto. “En la medida que existan casos de la enfermedad en el territorio nacional, y que existan casos en el resto del mundo, el riesgo de una emergencia, rebrote, de una tercera ola sigue presente”, advirtió en conferencia de prensa el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud y responsable de la estrategia ante el Covid 19, Hugo López-Gatell Ramírez.

La situación descontrolada en Brasil y los repuntes en países de la región como Argentina, Uruguay, Colombia y Chile indican que, pese al avance de la vacunación en el mundo, la pandemia está lejos de ser erradicada.

Por lo anterior, y dada la experiencia vivida en el país, es evidente la importancia de contar, no sólo con un Seguro de Gastos Médicos Mayores, sino de adquirir un producto que aminore el gasto excesivo de pacientes y familiares ante el padecimiento del coronavirus.

Hoy más que nunca es importante conocer los límites de las pólizas, tratándose o no de Covid, y es necesario saber que hay formas más amables de contener el costo de sortear la enfermedad.

Es por ello altamente recomendable acercarse a un asesor de seguros, como lo es Lockton, empresa líder en el ramo y con décadas de presencia en México, cuyos especialistas están listos para brindar información sobre el tipo de seguro y de protecciones complementarias que hay en el mercado, así como acerca de los instrumentos de beneficios flexibles que más se adapten a las necesidades de cada empresa.

No dude en contactar a Lockton y conocer a detalle los nuevos productos indemnizatorios que las empresas y los empleados pueden contratar.

Categories:

ES - by  Ana María Gavilanes

Director Siniestros Beneficios

agavilanes@mx.lockton.com (opens a new window)

For more info

Javier Ruiz

Director Técnico Beneficios

jruiz@mx.lockton.com (opens a new window)

Esther Peñaloza

Subdirector Siniestros Beneficios

epenaloza@mx.lockton.com (opens a new window)

Alert